3 formas de personalizar tus estrategias de marketing

3 formas de personalizar tus estrategias de marketing

Personalizar es más que llamar al cliente por su nombre. El cliente ya no solo es el centro del proceso de venta, sino que además se tiene que sentir único. Está demasiado ocupado para prestar atención a lo que le ofreces, pero a la vez está desesperado por encontrar productos que resuelvan sus problemas específicos.

Allá por el año 2000, el gran gurú del Marketing, Seth Goding, añadió a las tradicionales 4 “ps” del marketing (producto, precio, punto de venta y promoción) una quinta: la vaca púrpura o, en otras palabras, la diferenciación. Hoy, más de 20 años después, es imprescindible añadir la sexta “p”: Personalización.

Conociendo las cifras

Formas de personalizar tu comunicación


1. Identifica a tu cliente ideal:

El marketing tradicional define al target o consumidor ideal con características generales, como el género, lugar donde viven y edad. Sin embargo hay tantas diferencias en una población de mujeres entre un rango específico de edad, por ejemplo, que solo pueden encontrarse cuando identificas otras cosas.

Conocer los intereses de tu cliente ideal es clave, identificar en qué trabaja, cuál es su ritmo de vida, qué tipo de contenido consume en las redes sociales, qué actividades suele hacer los fines de semana, entre otros. Estas características te ayudarán a construir una comunicación enfocada en sus intereses y necesidades, algo pensado justamente para ellos.

Si ya tienes tu marca y aún no reconoces un perfil específico del cliente ideal, piensa en ese cliente fiel y que está satisfecho con tus servicios, analízalo y toma sus características.

2. Encuentra las necesidades de tus consumidores:

El término que mejor puede explicar esto es “puntos de dolor”. Se trata de aquello que siente tu audiencia, las situaciones que despiertan emociones en ellos, lo que más les importa y les duele. Para encontrarlo, detente un momento a responder estas preguntas:

¿Cómo se siente mi cliente? ¿Qué le preocupa en este momento? ¿Qué está reclamando? ¿Cómo estaría más feliz? ¿Qué quiere lograr y qué se lo impide? Más allá de tus productos y servicios, concéntrate en pensar en ellos.

3. Organiza los datos obtenidos en segmentos:

Puedes recopilar datos a través de formularios en donde seas muy sincero y explícito con tu cliente, es decir que puedas notificarle que su información se usará para generar nuevas estrategias, por ejemplo.

Una vez que tengas información acerca de tu audiencia, puedes segmentarla y a partir de ahí identificar patrones. Estos te ayudarán a definir canales de comunicación y nuevas ideas para desarrollar mensajes atractivos. Estos son algunos ejemplos de ítems para segmentar los datos:

– Estilo de vida
– Demografía
– Niveles de gasto
– Productos más comprados
– Patrones de compra 

¿Por qué la personalización es clave?

Un ejemplo de personalización


Imaginemos que eres responsable de ventas de una inmobiliaria, y decides personalizar las ofertas que envías a tus clientes o prospectos. Te grabas saludando al cliente y haciendo una introducción de la oferta que has seleccionado específicamente para sus necesidades.

A continuación, seleccionas de una biblioteca de vídeos previamente grabados, los de las casas que reúnen las características que tu cliente está buscando. Montas el vídeo y lo subes a una landing page personalizada para tu cliente, quien recibe el link por email, por sms o por whatsapp. Así de fácil.

Invirtiendo tan solo unos minutos, has conseguido que tu cliente se sienta escuchado y reciba exactamente lo que necesita. Ya tienes más de la mitad del trabajo hecho.

La personalización es una forma de pensar tu negocio y tu marca en función de tu audiencia, lo que va a traer mejores resultados. En Código Media creamos campañas de marketing, a partir de tu propuesta de valor y construimos una historia que cuenta, conecta y convierte.

Contáctanos.

Entrada relacionada

Y tú, ¿también quieres un agujero negro que se trague todos tus problemas?

Y tú, ¿también quieres un agujero negro que se trague todos tus problemas?

Todo es susceptible de ser vendido – y comprado. Depende del precio que quieran pagar… y de la historia que…
¿Cuánto pagarías por una botella de pis?

¿Cuánto pagarías por una botella de pis?

Si hiciéramos una encuesta preguntando si pagarían por una botella llena de pis, cualquiera en su sano juicio diría que…

Y tú, ¿también quieres un agujero negro que se trague todos tus problemas?

Todo es susceptible de ser vendido – y comprado. Depende del precio que quieran pagar… y de la historia que haya detrás. Ya se pueden comprar estrellas. ¿Por qué no agujeros negros? 

Leer MÁS

¿Cuánto pagarías por una botella de pis?

Si hiciéramos una encuesta preguntando si pagarían por una botella llena de pis, cualquiera en su sano juicio diría que no pagaría absolutamente nada. Pero, ¿y si ese pis fuera de Madonna o de Elvis?

Leer MÁS

Y tú, ¿tendrías una patata como mascota?

Piénsalo: Una patata no hace ruido, no hay que sacarla a pasear, nunca te desobedecerá y lo mejor: no te gastarás ni un euro en darle de comer. La única pega es que se termina pudriendo y la tendrás que cambiar por otra. Si no, sería la mascota perfecta.

Leer MÁS

Entrada relacionada

Y tú, ¿también quieres un agujero negro que se trague todos tus problemas?

Y tú, ¿también quieres un agujero negro que se trague todos tus problemas?

Todo es susceptible de ser vendido – y comprado. Depende del precio que quieran pagar… y de la historia que…
¿Cuánto pagarías por una botella de pis?

¿Cuánto pagarías por una botella de pis?

Si hiciéramos una encuesta preguntando si pagarían por una botella llena de pis, cualquiera en su sano juicio diría que…